Fotorejuvenecimiento

El envejecimiento y la pigmentación excesiva de la piel (manchas) son por consecuencia de la exposición prolongada al sol . 

fotorejuvenecimiento

Este proceso usa la luz pulsada para mejorar manchas, poro dilatado y reducir sutilmente las líneas de expresión.
Tiene una duración aproximada de 15 minutos a 30 minutos, dependiendo del caso del paciente en los que gracias a la energía de la luz pulsada del láser se podrá penetrar la piel del paciente quitando la capa más dañada de la piel y dejando al descubierto una piel con menos imperfecciones.
La cantidad de sesiones pueden variar también dependiendo del caso personal del paciente y los resultados que este quiera lograr, aunque por lo general las sesiones para obtener buenos resultados pueden ir desde 3 sesiones hasta las 7 sesiones.
El rejuvenecimiento con IPL además de ayudar a tener una piel con menos daños, estimula el colágeno del rostro, lo que ayudara para disminuir manchas y marcas de acné.
Además el fotorejuvenecimiento es compatible con tratamientos médicos como factores de crecimiento, peeling químico y las infiltraciones para completar el rejuvenecimiento facial, de forma que los resultados son visibles desde las primeras sesiones y en algunos casos espectaculares.
Luego del procedimiento es importante evitar exponer la piel al sol, y utilizar en todo momento protección solar, todo esto para asegurar resultados óptimos.
Es un tratamiento que suele necesitar de varias sesiones, dependiendo del caso, podrá variar la duración final del tratamiento de fotorejuvenecimiento.

ZONAS EN LAS QUE SE TRABAJA EL FOTOREJUVENECIMIENTO
-Facial
-Escote
-Manos 

BENEFICIOS
-Unifica el tono y textura de la piel
-Disminuye manchas pigmentarias.
-Reduce el tamaño del poro.
-Mejora la calidad de la piel.
-Reduce la profundidad de las arrugas.
-Ayuda a sintetizar nuevo colágeno.
-Piel con aspecto más joven y descansado.
-Mayor luminosidad.

El tratamiento de fotorejuvenecimiento está contraindicado en casos de Embarazo y Lactancia, Epilepsia, Fiebres e Infecciones, Neoplasias, Lupus, Cáncer de piel, Diabetes, Tratamientos con Retinoides Orales, Piel Lesionada, Tratamientos con Medicamentos Fotosensibilizantes.

Más de 28 años

Desarrollando Foto Rejuvenecimiento

Las imperfecciones de origen melánico son problemas habituales en nuestros tiempos. Solo a través de un tratamiento eficaz y que incida sobre el proceso de la melanogenesis es posible solucionarlos, permitiendo a las personas afectadas eliminar las manchas, recuperar la textura de su piel y devolverle su luminosidad.

El tratamiento despigmentante Cosmelan es un proceso dinámico muy versátil, adaptable a las necesidades de cada usuario. Su acción principal es la eliminación de manchas melánicas de la cara (melasma y cloasma).

La mascarilla anti-manchas

A base de ácido Kójico, la famosa mascarilla Amelan es el tratamiento más apreciado en las consultas por su poder blanqueante.

Este ácido se extrae del licor de arroz, el sake, y es el principal ingrediente activo de la mascarilla anti-manchas más efectiva que se está aplicando actualmente en cirugía estética: Amelan.

La versión más potente se encuentra en manos de médicos estéticos y de cirujanos, pero existe otra versión más suave, con menos concentración de ácido, denominada Cosmelan y que puede ser aplicada por esteticistas.

Con este tratamiento se puede tomar el sol con las mismas precauciones de siempre, es decir, protección extrema. Quizá sea el proceso más sencillo y menos agresivo para hacer desaparecer las manchas de envejecimiento de la cara y las cicatrices del acné.

Su composición exacta es el secreto mejor guardado del médico venezolano que lo inventó, aunque se sabe que encierra una combinación de diferentes medicamentos despigmentantes.

Se realiza en dos fases:
En consulta, se aplica una mascarilla despigmentante que elimina la mancha por efecto descamativo.
Luego hay que realizar un seguimiento continuado en casa con una crema específica para mantener los resultados.

Propiedades del ácido mandélico

Mandelac es una linea de productos formulados con ácido mandélico, recomendada especialmente para las pieles que presentan intolerancia a otros alfahidroxlácfdos (AHAs).

El ácido mandélico, también conocido como ácido amigdálico o 2-fenilglicólico, es un AHAs derivado de la hidrólisis del extracto de la almendra amarga. Comúnmente ha sido utilizado para el tratamiento del fotoenvejecfmiento, la pigmentación irregular, el acné inflamatorio no quistico y para preparar la piel en tratamientos pre y post Láser resurfacing.